Bibliotecas accesibles e inclusivas

By 24 octubre, 2019 Sin categoría

En muchos países y ciudades del mundo, el acceso de los personas con discapacidad a las bibliotecas aún no es una realidad. Para proporcionar igualdad de oportunidades a todos los visitantes de las bibliotecas, es necesario revisar la arquitectura de sus edificios, así como los servicios y programas que realizan.

Existe una lista de verificación, desarrollada por el Comité Permanente de Bibliotecas de la IFLA que atiende a personas desfavorecidas (LSDP), y que está diseñada como una herramienta práctica para todo tipo de bibliotecas (públicas, académicas, escolares, especiales) para:

1) Evaluar los niveles existentes de accesibilidad a edificios y servicios, materiales y programas.

 2) Mejorar la accesibilidad donde sea necesario.

Requisitos de una biblioteca accesible

Atendiendo a las “Directrices para el desarrollo del servicio de bibliotecas públicas (2001)” de IFLA/UNESCO,  la accesibilidad en las bibliotecas debe concebirse tanto en el aspecto arquitectónico como de servicios y programas culturales. Además, deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Edificios de fácil accesibilidad.
  • Contar con salas de lectura accesibles.
  • Poseer tecnologías y adaptaciones adecuadas.
  • Contar con servicios que faciliten llevar a cabo acciones como devoluciones, consultas, etc., para quienes no puedan acudir a la biblioteca con regularidad.

Para que una biblioteca sea accesible, necesita recursos económicos. Sin embargo, muchas mejoras se pueden implementar con cantidades muy pequeñas de dinero, o posiblemente sin ningún costo. 

Por ejemplo, es recomendable incluir representantes de grupos de discapacidad y organizaciones de apoyo en el proceso de evaluación. Las aportaciones de estas personas, junto con los puntos de la lista de verificación, proporcionarán mucha información útil para medidas de mejora inmediata, así como para la planificación futura.

Lo principal es centrarse en hacer que la igualdad de acceso para todas las personas, independientemente de la discapacidad, sea el motor principal, ya sea evaluando edificios y servicios existentes o planificando nuevos.

Todos los ciudadanos deberían poder usar las bibliotecas públicas. Los alrededores del edificio, la entrada, baños, escaleras, ascensores y salas especiales debe ser accesibles para personas con diferentes tipos de discapacidad. Una persona en una silla de ruedas debe poder llegar a todos los departamentos, una persona con discapacidad visual debe poder caminar con un bastón o un perro guía y encontrar su camino sin toparse con obstáculos. Una persona sorda debería poder comunicarse con el personal de la biblioteca. Una persona con discapacidad intelectual debería poder encontrar fácilmente libros y otros materiales, etc.

Leave a Reply

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar